Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Mundo Místico’ Category

deoaoEl año pasado ya te propusimos un salmo para que te acompañara Seguir leyendo →

Cada año es una aventura en este planeta tierra.

Una aventura en la que, como toda la que se precie de tal, hay pruebas, caídas, risas, lloros, experiencias, aprendizajes, vivencias nuevas que nos dan sabiduría,…, un poco de todo.

Cada año es una nueva oportunidad de recomenzar, renovar, renacer…

Coloca con este salmo, una música de fondo a tu vida, en forma de oración, de canto, de lectura mística, saboreada en la calma y el silencio de cada día.

Que la lluvia de los dones celestiales descienda sobre ti; sobre tu tierra, tu hogar, tu corazón, dando los frutos abundantes que te mereces.

Feliz Año 2017

SALMO 85-84

Señor, has sido bueno con tu tierra, has cambiado la suerte de Jacob;

has perdonado la culpa de tu pueblo, has cubierto todos sus pecados.

Has reprimido tu enojo, has desistido del ardor de tu ira.

Vuélvete a nosotros, Dios salvador nuestro, calma tu enojo con nosotros.

¿Vas a estar siempre airado con nosotros, o prolongarás tu enojo por generaciones?

¿No vas a devolvernos la vida, para que tu pueblo te festeje?

Demuéstranos, Señor, tu amor y danos tu salvación.

Voy a escuchar lo que dice Dios: el Señor ha prometido bienestar

a su pueblo, y a sus amigos, que confían nuevamente en él.

La Salvación ya está cerca de sus fieles, y su Gloria habitará en nuestra tierra.

El amor y la verdad se dan cita, la justicia y la paz se besan; la verdad brota de la tierra, la justicia se asoma desde el cielo.

Con una orden el Señor nos dará la lluvia, y nuestra tierra nos dará su cosecha.

La justicia caminará delante de él, la paz seguirá sus pasos.

Puedes ver más salmos en las páginas:

www.gicem.org

www.deoao.org

 

Anuncios

Read Full Post »

Mar AguiñoLa primavera es un encuentro amoroso, cálido, de entrega, la tierra se inclina para que el sol la bese. El sol calienta su vientre y ella abre su seno, la nieve se transforma en agua, las aves se despiertan, los peces regresan a sus cuencas y comienzan los cortejos, asoman los brotes.

Tierra y sol se abrazan y bailan al compás de la sinfonía cósmica, atentos al ritmo de la creación, así la vida cruza las eternidades sin esfuerzo.

El espíritu reconoce esta información y se la trasmite al cuerpo, a la mente, al núcleo de cada célula que hay en el planeta. Es el susurro de la vida, es el tiempo de los cielos que dan la señal de despertar y bailar, de movernos al compás del universo.

Parece una poesía, pero es realidad.

Son los ritmos del universo y nuestros propios ritmos biológicos, el reto es sintonizarnos con ellos, es ser consciente que somos parte de toda la creación y que tenemos que comulgar con ella. El reto es tratar de vibrar con los ritmos que tiene ella, bailar juntos, como lo hace la tierra y el sol en cada primavera.

Es descubrirnos hijos de este sagrado matrimonio elemental, sentir la tierra, con sus montañas, valles, desiertos, ríos, pequeños arroyos o grandes mares, vientos suaves o ráfagas ligeras, que habitan en ella, sentir el sol con su visita diaria, que calienta el cuerpo de la tierra como caliente el nuestro propio. Son los agasajos cíclicos, rítmicos que se hacen mutuamente.

Todo es vida. La misma vida que circula por nuestro cuerpo: sangre, aliento…, te toca a ti tener la experiencia de ser consciente de esta conexión con el universo, de este encuentro amoroso de tierra y sol.

En primavera, ellos influyen a tu biología más profunda porque eres parte de este universo.

Puedo sugerirte este ejercicio para unirte en este gran baile que tendremos el 23 de septiembre, fecha cuando la tierra se inclinará para que el sol la bese.

Anota en una hoja los pasos y elementos que utilizarás a lo largo del día.

-Compra semillas de las flores que más te gusten para sembrarlas en este día, en el lugar que elijas.

Cuando tengas en tus manos las semillas, medita en la vida que hay en estos pequeños granos y en lo que se transformarán.

-Toma sol, deja que el bese tu cuerpo.

Ejercicio:

Abrimos el Centro de energía (Chakra ) del Corazón

  • Separa las piernas a la distancia del ancho de la cabeza
  • Pon los pies hacia afuera
  • Destraba las rodillas
  • Coloca las manos en el medio del pecho, toca las puntas de los dedos.
  • Inspira
  • Estira los brazos en los laterales hacia arriba en un movimiento de apertura.
  • Ve enderezando el cuerpo a medida que estiras los brazos.
  • Retorna con lentitud las manos al corazón.
  • Inclina levemente el cuerpo.
  • Detenerse en esta posición.
  • Visualiza el color verde en el lado izquierdo de tu cuerpo, es el mundo natural.
  • Visualiza los colores naranja y amarillo sol, en el lado derecho de tu cuerpo; es tu naturaleza intelectual, análisis, comprensión. Conciencia Divina.
  • Expiras, haces una reflexión sobre tu relación con la naturaleza y agradeces a Dios.

Cuando doy los talleres de primavera, recurro a una oración que está en el libro llamando a las puertas del cielo. Es ésta:

Oración para cuando decides hacer cambios en tu vida

 

Quita de mí, Señor, este corazón de piedra, quita de mí este corazón endurecido y dame un corazón de carne. Conviértelo Tú que purificas los corazones y amas los corazones puros, toma posesión del mío y habita en él, llénalo con tu presencia, tú que eres superior a lo más grande que hay en mí y que estás más dentro de mí que mi propia intimidad. Rocíame con agua pura y purifícame; de todas las impurezas y de todas las basuras. Que los querubines desplieguen sus alas y limpien todo lo malo y oscuro que hay mí. Dame un corazón nuevo, infunde en mí un espíritu nuevo. Tú que eres el modelo perfecto de la belleza, el sello de la santidad, sella mi corazón con la impronta de tu imagen, sella mi corazón, por tu misericordia, tú Dios por quien se consume mi corazón, mi herencia perpetua. Amén.

  1. MEIRIÑO FERNÁNDEZ, Llamando a las puertas del cielo. Libro de Oraciones. De Oriente a Occidente 2014, ISBN 978-987-1621-14-9, p. 160.

¡Feliz primavera!, ¡feliz baile!

Paz y bien

María Benetti Meiriño

Read Full Post »

Hildegard-Von-Bingen

Hildegard-Von-Bingen

Señor, ten piedad.

Cristo, ten piedad.

Señor, ten piedad.

Cristo, óyenos. Cristo atiéndenos.

Dios padre en el Cielo, ten piedad de nosotros.

Dios hijo, redentor del mundo, ten piedad de nosotros.

Dios de la Santa Trinidad, ten piedad de nosotros.

Santa María, ruega por nosotros.

Santa Hildegarda, ruega por nosotros.

Tú, virgen consagrada a Dios

Tú, espejo de la magnificencia divina

Tú, luz de la iglesia

Tú, anunciadora de la palabra y la obra de Dios

Tú, arpa de Dios

Tú, maestra de perfección

Tú, luchadora por la verdad y la justicia

Tú, estrella brillante en los tiempos revueltos,

Tú, consejera en las dificultades

Tú, protectora de los débiles

Tú, auxiliadora de los enfermos

Santa Hildegarda, dotada de espíritu profético

Santa Hildegarda, humilde en la elección de Dios

Santa Hildegarda, candente de amor a Dios y a los hombres

Santa Hildegarda, firme en el amor a la Iglesia

Santa Hildegarda, agraciada con el don de la sanación

Santa Hildegarda, en la debilidad, fuerte por la fuerza de Dios

que conozcamos y marchemos por los caminos de Dios, ayúdanos, santa Hildegarda

que reconozcamos mejor el Espíritu de Dios en la creación

que amemos a Dios en todo y sobre todo

que sigamos siempre la llamada de Dios

que nos dejemos guiar por su palabra y ejemplo

Cordero de Dios, tú que quitas el pecado del mundo, señor, protégenos

Cordero de Dios, tú que quitas el pecado del mundo, señor, atiéndenos

Cordero de Dios, tú que quitas el pecado del mundo, señor, ten piedad de nosotros

Ruega por nosotros santa Hildegarda, para que seamos dignos de las promesas de Cristo

Señor, tú has dotado a santa Hildegarda con dones celestiales. Te pedimos: concédenos que sigamos sus huellas y sigamos sus indicaciones y así partiendo de la oscuridad de este mundo alcancemos tu luz magnífica.

Por Cristo, nuestro señor. Amén

(Para uso privado)

Traducción del alemán de  Víctor Carrillo

Read Full Post »

Casa de la Virgen María en Efeso

Casa de la Virgen María Efeso

El 8 de septiembre se festeja la natividad de María, madre de Jesús

El sitio donde nació es controvertido; algunas corrientes griegas y armenias señalan Nazareth, otras Belén, o Jerusalén. El mismo cuestionamiento se presenta por el mes en que ha nacido, unas corrientes marcan el mes de Agosto, otras en Mayo.

En el año 431 después de Cristo, en el concilio de Éfeso, actualmente Turquía, se declaró como dogma de fe que María, era la Madre de Dios (Ver este enlace, https://www.youtube.com/watch?v=tAiEuBpz6sM)

Así comenzamos a festejar la natividad de la madre de Jesús, el 8 de septiembre. Unidas a esta fiesta van las distintas advocaciones que llenan los santuarios del mundo: Virgen de los Milagros, Virgen de los Remedios ….

Los datos que hemos detallado son muy efímeros, lo que realmente importa es María, la madre de Jesús y lo que enseña a través de su misión.

Cuando decimos “enseñanzas” nos referimos a la actitud que muestra en el comportamiento con su hijo. El dar sin esperar nada a cambio, el respetar el libre albedrío del hijo; ella acompañó desde la distancia, en el silencio; orando a Dios a los pies de la cruz, sin queja alguna.

Con su ejemplo nos señaló cómo tiene que ser el trato de la madre con los hijos, cómo tiene que ser la relación de una madre con Dios. Ella se muestra hija de Dios, respeta su voluntad, no hay gritos, ni reproches a Dios; cuando su hijo está en la cruz, solo ora.

Te propongo para estos siete días que faltan para el 8 de septiembre, dedicar un tiempo a encontrarte con María en la meditación, la oración.

Puedes hacerlo de la siguiente forma:

Al levantarte reza esta oración que es una de las más antiguas dedicadas a ella[1]:

Bajo tu amparo nos acogemos Santa Madre de Dios no deseches las súplicas que te dirigimos en nuestras necesidades antes bien, líbranos de todo peligro oh Virgen gloriosa y bendita.

Luego reza el Avemaría.

Dios te Salve María, llena eres de gracia, el Señor es contigo; bendita tú eres entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús. Santa María, madre de Dios, ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

Al mediodía y a la noche, antes de acostarte, haz estas dos oraciones imaginando que el manto de María se desliza cubriéndote y protegiéndote a ti y a los que traigas con tu mente en ese momento.

El día ocho, si eres católico, es un buen día para asistir a alguna celebración de la Eucaristía y hablar cara a cara con la Virgen, celebrando la fiesta de su cumpleaños con millones de personas de todos los continentes.

Saludos. Paz y Bien

GICEM

[1] Véanse oraciones a la Virgen en el libro LLAMANDO A LAS PUERTAS DEL CIELO, de G. MEIRIÑO FERNÁNDEZ, pp. 98 ss.

Read Full Post »

Semana Santa

Semana Santa, semana de luna llena, de iluminación espiritual y terrenal, es un tiempo de comunión, de reflexión, de oración, de  meditación

Hace más de dos mil años que Jesús a través de su vida, muerte y resurrección, nos indica seguir el ritmo propio que tiene la vida. Que nada ni nadie nos paralice, el pasado no puede  existir en el tiempo presente, el sufrimiento nace en el apego, que todo cambia, se transforma.

La vida está en el presente, en el aquí y ahora.lugar de la crucifixion. santo sepulcro

Propuesta:

Te invito a prepararte para el festejo de resurrección.

Elige una  hora de este día sábado  para discernir, meditar, rezar.

Puedes hacer este ejercicio:

Comienza recordando las enseñanzas de Jesús.

Que la vida no es solo trabajo; la actividad, es la manifestación de la vida. Jesús se lo dice claramente a Marta cuando se queja ante él, que María no la ayuda con las tareas, el responde que María se queda con la mejor parte. (María escuchaba a Jesús, mientras Marta trabajaba).

Toma tu tiempo, ─sin culpa─, de diálogo con Dios, con Jesús. No te dejes limitar por las tareas. Levanta la vista y observa el cielo, luego cierra los ojos y percibe el susurro del universo, es un momento de comunión, de unidad. Sé lo más consiente posible de este momento para  experimentar la presencia de Dios en la tierra y en ti.

Piensa  en las propiedades del alma: Amor, voluntad, etc…, en las propiedades de la mente: miedo, apego, rencor, etc.

Luego pregúntate:

¿Quién soy?

¿Cuál es mi meta en esta vida?

Si estas enfermo, ¿cuál es tu actitud ante la enfermedad?

El ser humano es la única criatura en la tierra capaz de cambiar su biología con sus sentimientos y pensamientos.

Prepara tu mente y corazón conmemorar a Jesús.

¡Resucita a la Nueva Vida de la Pascua!

¡Felices pascuas!

Read Full Post »

¿Sabes qué día y dónde celebro su Última Cena Jesús?

Se cree que fue a la medianoche de un jueves, según su religión Judía, en Jerusalén, sobre el piso superior de lo que hoy es una escuela.

EL RITO DE LA ÚLTIMA CENAofrendas.santo.sepulcro.jerusalen

No fue simplemente una comida, fue un ritual espiritual, la fiesta del pan y el vino, la fiesta del amor místico, celebrada  con oraciones, cantos, (los salmos de David), alabanzas, gestos,… LA ULTIMA CENA fue un  momento donde Jesús enseñó a sus discípulos, y nos enseña, aun hoy, a buscar el equilibrio, la paz,  entre las dos fuerzas que dominan al hombre: la mente y corazón, empleando el don de la inteligencia.

No con la doctrina del balanceo físico. Los Judíos, (Jesús lo era) se balanceaban, (lo hacen todavía hoy), cuando oran, buscando el equilibrio entre la mente y el espíritu.

Recordar el rito de la Última Cena, es recordar el amor, las enseñanzas y el mensaje que nos dejó Jesús. “LA PAZ OS DEJO, LA PAZ OS DOY”

EL SALMO PASCUAL

Canta el salmo pascual: El mismo que cantó Jesús antes de ir al Monte de los Olivos.

Salmos 117

¡Aleluya!

¡Alabad a Yahveh, todas las naciones, celebradle, pueblos todos!

Porque es fuerte su amor hacia nosotros, la verdad de Yahveh dura por siempre.

Reflexión

Harás la oración del Padrenuestro, y pedirás que Dios ilumine tus dudas, tus miedos.

Es un tiempo de pedir paz, de abrir el corazón para recibirla.

La Última Cena de Jesús con sus discípulos es la celebración del amor místico cristiano,  momento oportuno para discernir el sentido espiritual de la vida.

¿Cuál es el sentido de la Semana Santa y de la Pascua? Para saberlo haz clik aquí.

***

Gracias por su visita

Para volver a la página de inicio haga clik en la siguiente imagen:

Read Full Post »

La fiesta del amor místico y la pascua cristiana

En la noche de luna llena las antiguas civilizaciones, celebraban la fiesta del Amor Místico. Un ritual sagrado, donde el pan y el vino se compartían luego de haber recibido iniciaciones e instrucciones espirituales en búsqueda del equilibrio, de la armonía.cenaculo.jersusalen.ultima.cena

Estos rituales se hacían las semanas de luna llena, se valían del ciclo astronómico cumplido por ella hasta llegar de pleno ante el sol.

Se da, en ese momento, el encuentro personal, íntimo, que provoca el diálogo espiritual entre ellos; la luna le  dice al sol: ─”he cumplido mi recorrido, he crecido, estoy lista para dejarme  iluminar, así puedo reflejar tu luz”.

El alma con hambre y sed, buscaba, y lo sigue haciendo, las puertas del mundo espiritual. Los ritos fueron, lo siguen siendo, puentes para  entrar en estado de conciencia elevada, para buscar el equilibrio, la comunión con la creación, con  la naturaleza, la vida, la luz.

La fiesta del amor místico, no era un simple ritual de magia y hechizos. Entre otras fuerzas, estaban presentes los astros, luna, sol y el ritual del pan y el vino.

Sus valores simbólicos:

El pan: representa la fuerza de la mente.

El vino: la fuerza del corazón.

La luna: el ser humano, sus emociones.

El sol: simbolizaba al Creador.

¿Qué les hace recordar esta fiesta del Amor Místico y sus símbolos?

¿Sabes qué día y dónde celebró su Última Cena Jesús? Para saberlo haz clik aquí

***

Gracias por su visita

Para volver a la página de inicio haga clik en la siguiente imagen:

Read Full Post »

Older Posts »